15 ene. 2014

Beautiful Bombshell

Poco antes de que se acabara el 2013 me uní al staff de traducción de un grupo de lectura llamado Cúpula de Libros. El primer proyecto en el que estuve involucrada fue en la traducción de un libro corto perteneciente a la saga Beautiful Bastard, en la cual me correspondió el capítulo cinco.

Debo decir que de todo lo que he traducido hasta el momento, esto fue lo que me menos me llenó como traductora. Tal vez porque no es algo que yo escogí, sino algo que alguien escogió por mí, además la trama del libro no me atrae en absoluto (es algo así como porno HETERO, ugh). AFORTUNADAMENTE, me tocó una parte bastante alejada del porno hetero mal narrado. En serio, no recomiendo a nadie que lea este libro, pero si ustedes son fans de mis trabajos (lol xD), quizás quieran leer cómo me fue traduciendo algo que no sea un fanfic. Quiero compartir esto antes de que pase por el filtro de edición de Cúpula de Libros y hagan lo que quieran con mi traducción y edición. *cries*

Les dejo una reseña traducida por mí (no encuentro nada en español sobre este libro) y el link donde pueden descargar el quinto capítulo.

Beautiful Bombshell
Beautiful Bastard 2,5


Resumen: Una hermosa bastarda que pronto estará comprometida. Una despedida de soltera chocante. Y una noche inolvidable en Las Vegas.

Cuando los amigos de Bennet lo roban de los brazos de Chloe para tener un fin de semana lleno de travesuras y strippers en Las Vegas, su primera parada no sale exactamente como estaba prevista.
El plan para el fin de semana de estos chicos fue totalmente alterado. Bennet y Max, cada vez que pueden, van a encontrarse en secreto con las mujeres que aman. Pero cuando el persistente soltero Will Summer los descubre, el par se da cuenta que necesitan unirse a Will en vez de discutir con él si es que quieren escaparse para tener encuentros sensuales.

La hermosa bastarda de Chloe Mills y Bennet Ryan están de vuelta para un último momento ardiente antes de la boda. ¡Porque si lo que pasa en Las Vegas, se queda en Las Vegas, ellos podrían no querer irse de allí nunca!



13 jun. 2013

¿Qué hacer cuando un autor no responde tus comentarios?

En mi caso dejo de comentar. Así de sencillo y de complicado. 

La mayoría de las veces leo fanfics que ya están bastante avanzados y en una de las primeras cosas en las que me fijo es en si el autor responde comentarios o si olímpicamente los "deja pasar". Una cosa totalmente diferente a los que ya están terminados hace mucho y tienen comentarios recientes, ya que fácilmente el autor puede no haberlos visto aún.
Llámenme sensible pero cuando un comentario que dejo no es respondido me siento totalmente... ignorada, es algo que lo tomo bastante personal. Prefiero mil veces un «Gracias por comentar» a nada. Mil veces.

Cuando estoy fuera de la red y medito en esto, me digo cosas como «Tal vez no tiene tiempo, o actualiza o responde», «Quizás, solo QUIZÁS, se olvidó que los lectores pueden dejar respuestas y no ha visto siquiera el primero» o «Bitch! ¿Te crees muy diosa para responderme un comentario aunque sea con una carita feliz? ¿Eh? Pues ala, no te vuelvo a escribir ni pío, ahí si extrañarás verme pero yo ya estaré muy lejos, comentando a autoras que sí respondan a mis pequeñas muestras de amor *pone cara de indignación*».

12 jun. 2013

¿No les ha pasado que...?

¿No les ha pasado que encuentran un fanfic genial en otro idioma, lo leen y de repente les entra ese sentimiento de «TRADÚCELO, BITCH»? ¿No? Porque a mí me pasa las veinticuatro horas del día, los siete días de la semana, los doces meses al año (bueno, quizás más en junio y en diciembre :B).

Entre más largo es el fanfic más ganas me dan de traducirlo, pero no, me prometí a mí misma no liarme con ninguna traducción hasta que no termina las cuarentaypiquinicuaro que ya tengo encima. Y no es que esté cansada o agotada (lololol) de traducir, al contrario, lo disfruto mucho. Es uno de mis hobbys favoritos y como estoy en vacaciones indefinidas y soy una vaga-zombie-que-solo-come-y-duerme-durante-las-vacaciones pues algo debo buscar para hacer y el hecho de que ya tenga a mi mamá aburrida con mi flauta me deja poquísimas opciones de dónde elegir, así que ¡ala, a aguantarme porque de mí no se zafan tan pronto! y que sepan que apenas termine con las pendientes estaré de intensa pidiendo permisos para esos hermosos y achuchables fanfics de los que les conté arriba. :D

2 jun. 2013

¡Tokio Hotel Ficción renovado!

Hoy no pensaba conectarme a internet pero Criminal Case (XD) me necesitaba así que entré a Facebook como normalmente lo hago y ¿con qué maravillosa noticia me encuentro? ¡Hay una nueva página para los fanfics de Tokio Hotel! Es simplemente la mejor noticia que he tenido en estos últimos días. Así que ya saben, pásense por allí y denle mucho amor, que es el nuevo bebé del fandom en español y ya extrañábamos tener nuestra propia página para los fics. Bueno, eso fue todo, roten el link para que todos se enteren de las buenas nuevas. :D
PD: Esta es la página en FB de THFicción para que se mantengan al tanto de cualquier cosa.

29 may. 2013

Un Fantasma en el Espejo

Eres una fantasma en el espejo. Sí, en el espejo de mis ojos, de mi corazón.

Título: Un Fantasma en el Espejo
Autor: Dear Angel
Categoría: Slash
Género: Drama, Romance
Pareja Principal: Tom/Bill
Advertencias: Incesto, Muerte de un personaje
Terminado: Sí

***
Nadie sabía lo que en verdad atormentaba la joven mente de un rubio, no entendían su dolor, su impotencia, su acongoje, su verdadera preocupación. Simplemente no entendían nada…

Tal desespero de no saber qué hacer lo llevo a cometer un acto cobarde, sí, eso no era algo que hacían los valientes. Los valientes se enfrentaban a sus problemas sin importarles si salían bien librados o si por el contrario perdían, pero aún así asumían su responsabilidad. No como él, que intentaría hacer algo realmente perturbador visto desde los ojos de la gente común y corriente.

Una noche enfermiza en la que la lluvia reinaba en el cielo azul oscuro como cualquier otra maldita y lluviosa noche subió a su pequeño cuarto de dormitorio, lentamente, quería retardarse lo más que pudiera, por sí algún milagro de ese Dios que tantos proclamaban lo salvaba. Pero nada de eso sucedió.

Cuando entró a la habitación observó minuciosamente todo, la sala tenía un gran ventanal que ocupaba una pared total. Él se había dedicado a mirar hacia el horizonte, sin ver nada en especial.

Prendió una lámpara que dejaba ver una tenue y débil llama, aún casi en una oscuridad total tomó un bolígrafo e hizo unas líneas sobre un papel, así pasaron los segundos, los minutos, las horas…
De sus ojos salían lágrimas, ese misterioso papel no podría ser cualquier cosa. No…

Tom no lloraba por cualquier cosa, de hecho la última vez que alguien le había visto llorar fue cuando era todavía un niño.

***

Pasos se sentían venir, eran suaves como si en vez de caminar estuviera solamente rozando ligeramente el piso. Cuando la caminata cesó y la puerta se abrió, entró él también a la pequeña sala, pensando que allí encontraría a su amante, pero lo que encontró fue la peor escena que pudo haber visto en toda su vida.

En la quieta soledad yacía un papel sobre la mesa, la luz reflejaba la letra, esa letra se le hacía fácil de reconocer. Se acercó más a la mesa y comenzó a leer…

Te amo. Te amo demasiado. Te amo más que a mí mismo.
Nunca te dejaría, ni un solo momento.
Desearía tenerte en mis brazos y jamás soltarte, ni dejar que nadie más te viera. Desearía que fueras solo mío y de nadie más.
Pero eres solo como un sueño. Mi más hermoso, pero irreal sueño.
Eres una fantasma en el espejo. Sí, en el espejo de mis ojos, de mi corazón.
Estoy muriendo, Lo sabes. Decir que estoy muriendo de amor sería de gilipollas. Nadie muere de amor. Estoy dejando de existir por iluso, por idiota, por escogerte a ti y no a alguien más accesible y menos libre.
Y ahora simplemente me entrego a una colega, me entrego a la muerte.
Me extingo, el aire que antes me daba la vida ahora me es asfixiante, dejo de respirar.
Deja que los buitres me devoren, parte por parte, porque al fin y al cabo ya devoraron mi alma.


Bill se rindió a las ganas de llorar y eso hizo, lloró.


***
Notas: Okay, eso fue muy "emo" y lo escribí cuando tenía como trece años (de ahí viene lo emo). :D

22 may. 2013

Andy Vs. Andy


Nos encontramos aquí reunidos para aclarar una turbia situación. Desde siempre le hemos llamado a dos personas a nuestro alrededor «Andy» y esto nos ha llevado a confusiones del tamaño de la estupidez de Georg y Tom juntos. 

Título: Andy Vs. Andy
Autor: Dear Angel
Categoría: General
Género: Comedia
Pareja Principal: Ninguna
Advertencias: Ninguna
Terminado: Sí

***

—Nos encontramos aquí reunidos para aclarar una turbia situación. Desde siempre le hemos llamado a dos personas a nuestro alrededor «Andy» y esto nos ha llevado a confusiones del tamaño de la estupidez de Georg y Tom juntos. En una reunión privada que hicimos con la banda decidimos tomar cartas en el asunto ya que así no podíamos funcionar con total normalidad. Por eso hoy estoy aquí leyendo frente a ustedes miembros de Tokio Hotel, Andreas Gühne y Andrea Esmeralda de los Ángeles García Linares, nuestro…

—¿Quién es Andrea Esmeralda de los Ángeles García Linares? —Tom desorientado interrumpió el solemne momento con una de sus brillantes preguntas.

—Es Andy. —Georg le respondió con un GRAN «Duh» en la cara.

—Oh.

Bill nuevamente se dispuso a continuar leyendo cuando por segunda vez una odiosa voz se escuchó.
—¿Andy? Hay dos Andys, ¿no podrías ser más específico? De hecho, no debería haber dos Andys. ¡Es absurdo! ¿A quién se lo ocurre que dos personas podrían ser Andys? ¡No! ¡No se puede! ¿Qué pasó con la lógica humana? ¿Ya no hay originalidad a la hora de poner nombres? ¿En qué mundo vivimos? ¡YA ME DUELE LA CABEZA DE TANTO RAZONAR! Por favor, ayúdenme… ¿Cuál de los dos es el Andy verdadero? ¿El rubio o la otra cosa? —Andrea lo miró levantando notablemente una de sus depiladas cejas—. ¡No puedo con tanta presión! —Todos sin excepción lo miraron con cara de «WTF?»

—Tom, precisamente eso estamos tratando de hacer. Si fueras tan amable de callarte para proseguir…

—Ah, dale.

—…Y Andrea Esmeralda de los Ángeles García Linares, nuestro…

—Pero aún no me has contestado, ¿Quién es ella?

—¡TROLL! ¿VES ALGUNA OTRA MUJER APARTE DE ANDREA EN LA HABITACIÓN? —Gustav dejó salir su monstruo interior por culpa de Tom.

18 may. 2013

¡A la hoguera!

«¡A la hoguera...!» Es lo que más de uno va a pensar cuando termine de leer esta entrada, sé que sí, pero todo es obra de mis vacaciones indefinidas y mi profundo aburrimiento. He creado un blog que hará función de directorio para ordenar las traducciones de Tokio Hotel que están alojadas en alguna web, no sé con qué fin específico (es una mezcla de ideales más bien). Espero que les guste y se echen una pasadita aunque aún no haya mucho (en realidad hay nada xD), pero en estos días comenzaré a llenarlo con mucho amor.
Link al blog~

16 may. 2013

De Traducciones y Permisos...

Nunca había considerado hacer una entrada de este tipo porque jamás se me había acusado de algo tan bajo como lo es el plagio...
Todo comenzó hoy cuando estaba revisando el blog y se me dio por curiosear en mi Ask a ver que había de nuevo. De repente vi aquella horrible y desalmada palabra: Plagio (en realidad fue «plagiaste», pero ustedes entienden). Debo admitir que me sorprendió porque desde junio de 2011 (mes en el que comencé a publicar mi primera traducción) no había pasado algo como esto, simplemente fue muy extraño.


Solo quiero aclarar que, sí, no hay «plagio» por ninguna parte, ni de Evan Lee hacía mí ni de mí hacia ella. Es una simple casualidad que ambas pidiéramos permiso para traducir Signed In y a las dos se nos concediera. Además, yo supe la existencia de otra traductora cuando iba en el capítulo diez más o menos, así que no quiero a nadie tratando de armar circo, eh. Mejor denme mucho amor y cheques para la universidad <3 xD

Acá les dejo el link de mi Ask por si quieren verificar y, de paso, hacerme preguntas lindas y acosarme por mi falta de seriedad. <3

11 may. 2013

Tres Veces

Título: Tres Veces
Autor: Dear Angel
Categoría: Hetero
Género: Romance
Pairing: Mariana/Pedro
Advertencias: Ninguna
Terminado: Sí

Tres Veces


Tres veces Mariana le dijo a Pedro que le gustaba

La primera vez, fue un veintisiete de noviembre en su ceremonia de graduación. La emoción de las familias y recién graduados se hacía presente en el ambiente, todos estaban revestidos con alegría y orgullo. Los primeros porque sus hijos habían culminado con éxito una etapa de sus cortas vidas; y los segundos porque no volverían jamás al colegio.

Todas las jovencitas habían llevado hermosos y originales vestidos, pero entre la marea de telas y lentejuelas algunos pocos se destacaban por su sencillez, como en el caso de Mariana, quien lucía uno plateado con un brillo sutil y unos zapatos de tacón color rosa que aumentaban considerablemente su estatura, su cabello negro le llegaba por la cintura. En ese instante, estaba posando con gracia para una foto con su mejor amiga de toda la vida, Catalina. Ambas sonrieron a la cámara con una felicidad genuina, cuando el flash se hizo presente y el momento quedó registrado en el aparato ambas de abrazaron efusivamente, sabiendo que el futuro estaba comenzando en sus vidas juveniles hasta ahora.

—Te extrañaré —dijo Mariana, sonriendo con precipitada nostalgia.

—Te aseguro que yo también —afirmó la otra chica.

—Mujeres de mi vida, las amo —habló Alejandro, el mejor amigo de ambas mientras se acercaba con un gesto teatral.

En el mismo espacio de tiempo en el que ellos hablaban, cerca de allí se desarrollaba una escena parecida con personajes totalmente opuestos.

—¡Pedro, rápido! —dijo una rubia de ojos claros al chico alto que se estaba acomodando la corbata con apuro, no sabiendo hacer el nudo que, extrañamente, se le había medio deshecho.

—Ya voy, Sara. Espérame cinco segundos o cinco años, todo depende de la corbata.

—Tonto —rió—. Ven, yo te ayudo.

Sara con delicadeza desató por completo el nudo—. No… ¿qué hiciste? —Y lo armó con una facilidad impresionante—. ¡Guao! ¿Cómo lo hiciste? —Ella de nuevo dejó salir una dulce carcajada de sus labios rosa brillante. Lo miró con ternura, sintiendo un remolino en el pecho al recordar momentos pasados que los dos habían compartido cuando Cupido los había flechado mutuamente.


—Te amo —susurró Sara.

—Yo te amo más —dijo en el mismo tono Pedro Linares, mientras trataba en vano de alargar el momento.

—Cállate tonto, yo te amo más y punto. —Ambos sonrieron ante aquellas palabras y Sara suspiró lentamente—. Quisiera que este momento durara por siempre…

—Estoy muy de acuerdo. —Se acercó a su boca despacio, rozando con fingida pereza los labios fríos de Sara. 

Estaban en pleno invierno y la temperatura disminuía con el paso de los días. Había sido un beso corto y dulce, preciso para el momento. Corto y dulce, como su romance en general.



Quizás aún la flecha seguía clavada en su alma, porque se negaba a asimilar su situación actual.

—¿Sara? ¿Hola? —Pedro la sacó de repente de sus pensamientos y sonrió como pudo al sentirse descubierta.

—Hola… —susurró.

—¿Nos tomamos la foto ya? La corbata está ansiosa —dijo el muchacho con intención de hacerla sonreír de nuevo.

—Vale, vamos.

Después de fotos, flashes, luces, lágrimas, risas y abrazos por doquier, los graduandos tuvieron un momento para sí mismos y sus amigos del colegio. Su baile de promoción. Los padres y demás familiares se habían marchado a sus hogares y los adolescentes fueron al lugar de encuentro a pocos edificios del auditorio donde se llevó a cabo la ceremonia. Algunos se habían acomodado alrededor de una de las tantas mesas previamente decoradas y comenzaron a hablar de cualquier cosa.

—¿Recuerdan cuando Catalina se cayó en Educación Física? —casi gritó Daniela, un chica morena de cabello rizado, aunque liso por la ocasión. Los demás rieron en coro.

—¡Oye! —Catalina le dio un codazo ante la imprudencia de ella y la vergüenza que le causaba recordar ese suceso—. No fue TAN gracioso de todos modos. No para mí.

—Para nosotros sí —exclamó Alejandro. Catalina lo fulminó con la mirada y él le guiñó un ojo con picardía.
La noche pasó entre risas y recuerdos, ni siquiera habían comenzado la universidad y ya se estaban extrañando en exceso.

En un momento cualquiera, cerca de la medianoche, Pedro decidió asomarse para tomar un poco de aire mientras se apartaba del jolgorio que se presenciaba adentro.

—Me gustas. —Escuchó firmemente a sus espaldas. Sus hombros se tensaron y supo de inmediato a quién pertenecía esa voz un tanto ronca por el frío característico de la noche. No quiso voltearse y pretendió hacer como si no estuviera ahí, pero sabía que la chica estaba consciente de su presencia.

—¿Qué? —susurró, anonadado. Confirmó sus sospechas y notó que no se había equivocado. Mariana estaba allí parada.

—Me gustas —ratificó, sonando más segura que la primera vez.

—Pero… —trató de hablar Pedro, pero Mariana lo interrumpió antes de que pudiera formar una oración.

—Venía a despedirme. Hasta pronto, Linares. —Y sonriendo, siguió su camino sin que el chico pudiera reprocharle nada. Sin entender ni una sola parte de aquella conversación. O por lo menos, sin querer entender realmente.